El carrusel más navideño en la Plaza de Oriente

Es una de las imágenes de la Navidad. Niños cabalgando sobre caballos, viajando entre carrozas, montando elefantes… No nos hemos vuelto locos. Nos referimos al carrusel. Fotografiar instantes de nuestros hijos bien abrigados con guantes, gorros y abrigos en un carrusel, mientras suena un villancico de fondo, es algo tan navideño como los polvorones, el árbol de Navidad o los propios Reyes Magos. Y ahora está abierto al público uno de los carruseles más clásicos de estas fechas, el situado en la emblemática y señorial plaza de Oriente.

En Navidades, algo tienen los carruseles que dejan de ser meras atracciones giratorias de animales y vehículos de juguete. Se convierten en un lugar de encuentro y diversión de las familias.

Y este tiovivo, situado en la plaza de Oriente, viste de luces y colores para celebrar estas entrañables fiestas el entorno del Palacio Real de Madrid. Entre las propuestas orientadas al público infantil se encuentra este tiovivo de dos plantas en el que poder girar al ritmo de la música y disfrutar de una de las plazas más bonitas del centro de Madrid.

Este precioso carrusel de dos plantas de estética vintage hará las delicias de los más pequeños durante estas fiestas navideñas.

Plaza de Santa Cruz

Los más pequeños pueden disfrutar de otro tiovivo estilo vintage en pleno centro de Madrid en el que dar rienda suelta a sus fantasías cabalgando sobre todo tipo de animales y vehículo.

La Plaza de Santa Cruz acoge este año el carrusel que otros años ha estado situado junto al Mercadillo Navideño de la Plaza Mayor, que hará las delicias de todos los niños que visiten la zona con sus familias. Un divertido entretenimiento mientras se observa la iluminación navideña que envuelve este emblemático lugar de la ciudad.

 

Anuncios

Deja un comentario