Entrevista a Almudena Cid: “Olympia es una forma de expresar lo que necesitaba compartir tras dejar la gimnasia, un desahogo”

Con Olympia, un personaje basado en su propia trayectoria deportiva, y su serie de aventuras ‘La fuerza de los cambios’ (Alfaguara), la ex gimnasta olímpica Almudena Cid se ha convertido en todo un referente de la literatura juvenil. En esta entrevista, hablamos con ella de su trayectoria profesional, de su protagonista y de sus libros, donde la amistad, la aventura, el amor y el espíritu de superación son los grandes protagonistas. ¡Ha sido un verdadero placer conversar con ella!

La serie de cuentos ‘El mundo de Olympia’ está escrita por ti e ilustrada por María Emegé. ¿Cómo surgió la idea de esta colaboración?
Necesitaba una ilustradora que se adaptara mucho a lo que quería que transmitieran las ilustraciones. Sabía que María era una gran artista pero, ahora que trabajo con ella, he descubierto la gran profesional que hay detrás de su trabajo. Es generosa, se adapta bien a todos los detalles de la gimnasia rítmica, aporta su estilo a cada ilustración, trabaja de forma eficaz… Estoy feliz por cómo Olympia está evolucionando y por el equipo de trabajo con el que cuento en este momento. Ahora, después de más de tres años, es cuando estoy disfrutando del proceso, y no tiene que ver con el éxito de la colección, sino con las personas que me acompañan.

En 2014 comenzaste esta serie que, hasta el momento, tiene 14 volúmenes. ¿Cuando escribiste el primer libro, ¿te imaginabas este recorrido?
Sabía que era una colección que iba a gustar en mi sector. De pequeña, eché de menos tener una lectura que me interesara, me inspirara y me ayudara en mi día a día. Ahora sé que much@s niñ@s que practican este deporte se sienten acompañados. Mi sorpresa llega cuando me dicen que parte de los lectores de Olympia no son gimnastas; eso es lo que más me ha sorprendido.

 

¿Te sorprende la cantidad de niñ@s que te leen?
Sí, por supuesto. Sobre todo, me emociona cuando los padres me escriben y me dicen que sus hijos no leían y que, gracias a Olympia, se han enganchado a la lectura. Es el mayor regalo que me podían hacer.

ALMUDENA-CID-MAILLOTS1437-1
Foto: Andrés Luján.

¿Qué significa Olympia para ti?
Primero, ha significado cubrir un hueco literario, tener una lectura para una disciplina que estaba abandonada. Es una forma de expresar lo que necesitaba compartir tras dejar la gimnasia, un desahogo. Son 21 años de experiencias volcadas en mi álter ego. He llorado mucho escribiendo algunas partes de Olympia. Estos libros me han permitido cerrar etapas que no pude cerrar cuando estaba en activo y la vida me ha sorprendido, no solo cerrándolas en la ficción sino también en la realidad.

Es un cuento autobiográfico. ¿Qué intentas transmitir a los peques?
Que no se trata de ser el mejor, sino de encontrar lo que te hace distinto y especial. De cuidarlo y mimarlo porque es la esencia que nos acompañará siempre en nuestra vida. Si sabemos descubrirla, siempre tendremos un pilar importante con el que afrontar nuevos retos. Trato de normalizar situaciones que en mi etapa deportiva me desbordaron cuando, en realidad, eran situaciones pasajeras y nada trascendentales pero que, para una niña de 14, sí lo eran. Me gusta que Olympia piense en alto para que los lectores vean que lo que le pasa a ella es lo mismo que le pasa a los que la leen. Es algo mágico que ayuda al ser contado a través de Olympia.

En tus cuentos, defiendes la igualdad apoyando a los chicos de rítmica…
Sí. Si trabajamos para cambiar nuestro vocabulario, nuestra forma automática de pensar y de hablar, debemos hacerlo en las dos direcciones. A lo largo de esta entrevista he intentado no excluir a los chicos que practican este deporte. Aún tenemos que hacer un esfuerzo, pero sé que algún día estará normalizado. Ahora son muchos más pero, aunque solo fuera uno, debemos tenerlo presente. La gimnasia rítmica no es un deporte de niñas, es un deporte. Lo practican niños y niñas. Yo he aprendido mucho de los gimnastas que se han abierto camino en una disciplina donde no fueron aceptados. Nuestro mundo, la rítmica, lo tiene cada vez más normalizado, pero aún queda mucho camino por recorrer, sobre todo en los colegios y en las propias familias. Si buscamos la igualdad debe ser para integrar allí donde la mujer es discriminada y donde el hombre también lo es.

ALMUDENA-CID-MAILLOTS0924-1
Foto: Andrés Luján.

Además de entretener a los peques a través de tus libros, también te vemos en pantalla. ¿Tienes proyectos en marcha? ¿Cuáles?
El teatro es mi pasión. Como actriz solo he realizado una obra de teatro, ‘La cocina’, dirigida por Sergio Peris Mencheta, pero fue suficiente para saber que me gustaría verme con arrugas sobre un escenario. Este año vuelvo a subir a él con ‘Linda vista’, dirigida por José Pascual para el Centro Dramático Nacional (CDN), y estoy feliz. Como gimnasta me costó muchos años sentirme competente sobre un tapiz, solo lo logré los dos últimos años de mi carrera deportiva. Con el teatro no será diferente. Siento que aquello que me costó años de esfuerzo conseguir dura en mi organismo, como mínimo, el tiempo proporcional al esfuerzo que me costó conseguirlo. No creo en los clichés a los que ahora nos arrastra la sociedad, creo en la cocción a fuego lento.

* Agradecemos a Cristina Herrero su fotografía, que hemos utilizado como imagen de portada de esta entrevista. 

Deja un comentario