¡El mundo mágico de Harry Potter ha llegado a Madrid!

Como anticipo de la exposición ‘Harry Potter: The Exhibition’, que podrá verse a partir del próximo 18 de noviembre en la Feria de Madrid (IFEMA), la ciudad se ha llenado de réplicas a gran escala de algunos de los objetos más icónicos de la mágica saga.

En total, son cuatro las esculturas que podréis encontrar por la ciudad. Nosotros, hemos aprovechado el fin de semana para visitarlas todas. ¡Aquí tenéis las fotos de nuestro recorrido!

El sombrero seleccionador

En la Plaza de Colón hay una impresionante réplica de 3 metros de altura y 4,5 metros de ancho de este popular sombrero que, al comienzo de cada año escolar, determina a cuál de las cuatro casas que componen el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería pertenece cada uno de sus nuevos estudiantes.

GorroOs recordamos que Hogwarts fue fundado hace más de 1.000 años por Godric Gryffindor, Helga Hufflepuff, Rowena Ravenclaw y Salazar Slytherin. Cada una de las casas de la escuela debe su nombre a uno de estos fundadores.

Nimbus 2000

Producida por la prestigiosa Compañía de Escobas de Carreras Nimbus, la Nimbus 2000 fue lanzada al mercado en el año 1991 y se convirtió en la mejor escoba para jugar al Quidditch. Fue la primera escoba mágica que tuvo Harry Potter, a quién se la regaló la profesora Minerva McGonagall.

EscobaSu réplica está en pleno centro de Madrid, en la Plaza de Callao. Es espectacular, ya que mide 2,4 metros de altura.

Ford Anglia 

En la Puerta de Alcalá se encuentra la réplica de 4,40 metros de largo y 1,4 metros de alto del mítico coche azul de Arthur Weasley. Un vehículo que no solo tiene la habilidad de volar y volverse invisible sino que puede albergar en su interior, cómodamente, a al menos 10 personas, seis baúles, dos lechuzas y una rata.

Coche1Si sois muy fans de la saga, recordaréis que es el coche con el que Harry y Ron entraron en el Bosque Prohibido.

Dobby, el elfo doméstico 

Nuestro recorrido ha terminado en la Plaza de Bilbao, donde se encuentra la réplica de Dobby,  el elfo doméstico que perteneció a la familia Malfoy hasta que fue liberado, el 24 de junio de 1993.

ElfoLa escultura tiene 1,6 metros de altura. En las manos del elfo, que sostiene el libro abierto que le entregó el Señor Malfoy, hay un montón de calcetines, dejados por los fans de Harry Potter en homenaje a este personaje, sin duda, uno de los más queridos de toda la saga.

 

 

 

Anuncios

Deja un comentario