Quesada pasiega para chuparse los dedos

Mamis y papis, hoy vamos a preparar con nuestros hij@s una quesada pasiega para chuparse los dedos. Se trata de una receta fantástica para pasarlo bien en la cocina, para que los peques vayan aprendiendo poco a poco a cocinar y, cómo no, para degustar este postre típico de Cantabria.

Lo primero de todo, las manos. Así que niñ@s, al baño a limpiarse bien las manos.

Después, como siempre digo, recomiendo ordenar sobre la mesa los ingredientes necesarios antes de llegar al último paso y darnos cuenta que nos falta algo. Así que, apuntad:

  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Dos huevos.
  • Harina.
  • Yogur.
  • 250 gramos de azúcar moreno.
  • Leche.
  • Limón.
  • Canela.

Nosotros hemos elegido un bol de cristal para hacer la mezcla, aunque podéis escoger cualquiera que tengáis en casa. Dentro, vamos a introducir cuatro cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra y, posteriormente, dos huevos. Con la ayuda de una varilla, los peques podrán remover la mezcla.

 

20170910_172259Luego introduciremos, poco a poco, con cucharadas, el azúcar moreno. Una nota importante para muchas mamis y papis: No os agobiéis si tiran algo de azúcar fuera o si se manchan un poco al remover la mezcla. Recordad que son pequeños, que están aprendiendo y que lo que pretendemos es compartir tiempo con nuestros hij@s. Cocinar también es jugar, aprender y una forma ‘sabrosa’ de educar, además de una vía para aprender valores como la responsabilidad y colaborar en las tareas de la casa. Y todo ello, divirtiéndonos.

Añadiremos un yogur de limón y seguiremos mezclándolo hasta que quede lo más uniforme posible. Hay que recordar que esta mezcla se puede hacer con una simple batidora o con una Thermomix o cualquier otro robot de cocina, pero entonces nuestros peques no lo pasarían tan bien.

Tras el yogur toca el turno de rallar la piel del limón. En nuestro caso, como la edad de los niñ@s es de cuatro años, es lo único que hacemos nosotros, porque requiere cierta fuerza y por miedo a que se puedan cortar.

Más tarde, se vuelven a encargar de echar el vaso de leche y la harina, en este orden, y sin dejar de remover, para terminar con una mezcla lo más ligada posible.

20170910_172558

20170910_172633Tenemos que preparar un molde de silicona o apto para el horno. Recomendamos untar mantequilla y espolvorear harina sobre el molde para evitar que la masa, cuando la introduzca dentro, no se pegue.

Una vez terminado todo este proceso, echamos la mezcla en el recipiente y lo introducimos en el horno durante unos 50-55 minutos a 180 grados. Es importante tener en cuenta que la mezcla va a subir mucho pero que, al sacarla del horno, bajará ya que no lleva levadura.

Ahora, a dejar enfriar.

20170910_191602Y… ¡tachán! Ya tenemos nuestra quesada casera.

¡¡Bon apetit!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s