Alberto Arcos, director de ‘Mú, el patito feo’: “La obra es un canto al respeto por la diversidad”

Mú es un patito diferente y al que sus hermanos no quieren por su aspecto. Sin embargo, tiene un don muy especial: el baile. Por eso, a pesar de las burlas, luchará por convertir su sueño en una realidad. ¿Lo conseguirá? No te pierdas esta historia de superación para niñ@s de entre 3 y 8 años, dirigida por Alberto Arcos, a quien hemos entrevistado.

¿Qué nos puedes decir del musical familiar ‘Mu, el patito feo’?
El público que venga a ver ‘Mú, el patito feo’ encontrará un montaje hecho con ilusión y esmero, que tiene una preciosa música original compuesta por Jaume Carreras, y con 22 personajes divertidos y llenos de encanto, al que da vida un elenco formado por grandes profesionales que harán las delicias de los pequeños de la familia.

¿Para qué edad está recomendado la obra?
En Mic Mic Teatro concebimos nuestros montajes para toda la familia, los hacemos más enfocados a los más pequeños de la casa, de 3 a 8 años, pero con guiños y partes para todas las edades, incluidos padres y abuelos. De esta forma, disfruta la familia al completo.

¿Crees que es importante que los padres lleven a sus hijos, desde muy pequeños, al teatro?
Sí, por supuesto, lo creo muy importante. El teatro abre, agita y enriquece la mente de l@s niñ@s llevándoles a un mundo imaginario y visual que les aporta no solo alegría y disfrute, sino, también, capacidades que después utilizaran de adultos. Un niño que va al teatro es un niño feliz.

¿Cuenta la obra con algún mensaje para los padres y para los peques?
Últimamente se habla mucho de bullying y, al comenzar a afrontar el libreto del musical e ir al cuento original que escribió Andersen, me di cuenta que la historia de El Patito Feo es claramente una historia de bullying. Así que el mensaje, tanto para los padres como para los peques, es claramente un canto al respeto de la diversidad, del distinto, del que no es como nosotros, porque todos tenemos algo que aportar y porque la diversidad es riqueza.

Deja un comentario